Ronald Reagan

Siempre que se habla sobre la vida de una persona se nos presentan los datos típicos: nació aquí, murió allá, en tal y tal fecha, entre otros datos “importantes”.  Pues hagamos lo mismo con Ronald Reagan.  Ronald Reagan nació el 6 de febrero de 1911 en el estado de Illinois (Estados Unidos) y murió el 5 de junio de 2004 en Los Ángeles, California.  Antes de meterse en política, Reagan estuvo relacionado al mundo de las comunicaciones trabajando como locutor y después como actor para la Warner Brothers.

Perteneció al ejército de su país, sin embargo, nunca sirvió fuera de Estados Unidos debido a su miopía, aunque estos privilegiados rara vez dan su sangre por su “gran nación”, tarea que le toca a la masa ordinaria…  Antes de ser republicano fue demócrata, cambio que no debe sorprender mucho ya que las diferencias entre esos dos partidos estadounidenses son mínimas, ambos sirven a los mismos intereses.

Este articulo es sobre Ronald REAGAN NO sobre Ronald MCDONALD, aunque sean casi lo mismo.

Fue gobernador de California entre 1967 y 1975 y presidente de Estados Unidos entre 1981 y 1989.  Tiene el “orgullo” de haber defendido la pena capital, la llamada economía de la oferta, el incremento del gasto militar y la reducción de los programas sociales, el intervencionismo imperialista en países como Granada y Libia, y la mano dura contra los trabajadores.

Bueno, bueno está bueno ya de hablar tanta mierda y vamos a lo que realmente puede servirnos que es, analizar la gestión de gobierno de Ronald Reagan.  Ya comencé a hacerlo al final del segundo párrafo, pero ahora vamos un poco más a fondo.

En las elecciones presidenciales estadounidenses de 1980 sale victorioso Reagan frente a un Jimmy Carter afectado en parte por la situación de los rehenes estadounidenses todavía cautivos en la embajada de Estados Unidos en Irán.  Todos los gobiernos estadounidenses han estado al servicio de las grandes corporaciones, de una minoría que posee la mayoría de las riquezas de ese país, sin embargo, la llegada de Reagan al poder significó un gobierno aún más de derechas donde los marginados y los trabajadores se enfrentaron a decisiones chocantes sin importar a quien se llevaban por el frente para asegurar el control económico y político de los poderosos.

Un ejemplo de todo ello fue el Tribunal Federal.  En ese cuerpo judicial el gobierno de Reagan se encargó de ir nombrando jueces cada vez más conservadores y de derecha.  Esta tarea la continuó su sucesor George Bush (padre) y para principios de la década de los ’90 ya dominaban más de la mitad de las 837 magistraturas.  Atrás fueron quedando el repudio a la pena capital y se comenzó a poner escollos al derecho al aborto.  Los trabajadores no se salvaron de la embestida y quedaron sin protección legal si iban a la huelga ya que el Consejo de Relaciones Laborales también fue dominado por conservadores anti-obreros.

El compromiso de Reagan con el medio ambiente y la salud y seguridad de los trabajadores estadounidenses fue nulo.  Reagan recortó en un 90% el presupuesto destinado a la investigación para el desarrollo de energías renovables sabiendo que este tipo de energías podía producir más que las centrales nucleares.  El compromiso estaba (y sigue estando) con las petroleras.

Entre el desarrollo y la guerra, optó por la guerra asignando más de mil millones de dólares en su primer cuatrienio.  Todo esto recortando los subsidios a los necesitados.  Pero Reagan no era tan malo, propuso un recorte de $190 mil millones en impuestos… aahhh pero los que se beneficiaron de estos impuestos más bajos fueron los ricos.  Para costear al glorioso ejercito intervencionista y anti-democrático de Estados Unidos fue necesario eliminar las comidas de las escuelas y se privó a más de 300,000 ciudadanos del seguro social.  Ahora, el que los ricos no pagaran los impuestos y se otorgara toda clase de beneficios a los grandes intereses era bien visto, mientras que se atacaba cualquier programa de ayuda como el Medicaid, los cupones y las ayudas a madres solteras, por ejemplo.

Y es sumamente importante señalar que en todo este proceso los demócratas fueron los fieles aliados de los republicanos.  Juntos redujeron los impuestos a las corporaciones y juntos han sido cómplices en los crímenes de su ejército alrededor del mundo.

Pero, por supuesto hay que decir aunque sea algo del intervencionismo estadounidense alrededor del mundo y su apoyo a múltiples dictaduras para “fortalecer la democracia”.  Bajo la administración de Reagan la CIA puso todo su esfuerzo para derrocar la Revolución Sandinista en Nicaragua que comenzaba a distribuir tierras a los campesinos, a extender la educación y brindar servicios médicos para todos.  Los llamados “contra” organizados y financiados por Estados Unidos desde Honduras asesinaron, mutilaron, violaron y torturaron a la población civil nicaragüense.  En 1983, se envió a marinos a invadir la isla caribeña de Granada con la excusa de que ciudadanos “americanos” estaban en peligro.   Las intervenciones son muchas más y se puede hablar mucho más de cada una de ellas, pero, cierro con un ejemplo que cobra importancia por la actual operación militar de la OTAN contra el pueblo libio.  En 1986, aviones estadounidenses bombardearon la capital libia Trípoli con el fin de asesinar a Muammar Al-Gaddafi.  El resultado fue la muerte de unas cien personas y de la hija adoptiva del líder libio.

Hasta aquí, los datos más sobresalientes de la vida y sobretodo obra, del gran presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan.   Hasta el próximo “ilustre”…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s