NO a las elecciones coloniales, NO a la Junta

iughjkdvLa realidad de todas las elecciones realizadas en Puerto Rico es que son coloniales y antidemocráticas. Sin entrar en mayores detalles, son antidemocráticas porque el pueblo elige funcionarios que estarán sometidos a los dictámenes de otro país, dictámenes que no responden a los intereses del desarrollo político, económico y social de Puerto Rico. A esto hay que agregar que sobre nuestro país aplican leyes aprobadas por un Congreso y un presidente por el cual no hemos votado. Pero en las próximas elecciones de noviembre de 2016, el carácter dictatorial, colonial y vergonzoso del proceso se profundiza. Los partidos políticos y candidatos independientes quieren que el pueblo participe de un carnaval electorero que no solo le da legitimidad a la colonia sino que será una pérdida de tiempo ya que se nos impone una Junta de Control Imperial que es quien viene a dictar cómo se gobierna, qué se hace y qué no. El camino es el boicot electoral masivo para encaminar una lucha más estable y legítima contra la colonia.

Junta Federal de Control Fiscal: colonialismo y dictadura al desnudo

images (28)La Junta Federal de Control Fiscal que el gobierno de Estados Unidos pretende imponer a Puerto Rico no es más que la colonia al desnudo.  En medio de la crisis económica que vive Puerto Rico (bajo dominación estadounidense) no es momento para que el poder imperial cree palabras y frases que intenten encubrir el colonialismo como ha sido la regla, qué mejor ejemplo que esa aberración llamada “estado libre asociado”, ahora se puede hablar de una junta de control fiscal sin mayores explicaciones ni adornos.  Estamos presenciando el hundimiento del ELA, y el gobierno de Estados Unidos y sus lacayos en Puerto Rico solo buscan salvar los intereses de los ricos y de las grandes corporaciones estadounidenses que de nuestra tierra arrancan miles de millones de dólares en ganancias de una economía cautiva.

Es sencillo, para salvar el dinero de los ricos, Estados Unidos hará lo necesario.  Pero, ¿qué es lo necesario? Lo necesario es quitarse la máscara e imponerle al pueblo puertorriqueño una “junta” a la que el país no ha elegido para que decida cómo se maneja el dinero del pueblo.  Para ver de manera sencilla las atribuciones que tendría la llamada Junta de Control Fiscal, mencionaremos varios ejemplos.  La Junta de Control Fiscal estaría compuesta de cinco personas nombradas por el presidente de Estados Unidos.  Esas cinco personas se atribuirán el poder de decidir antidemocráticamente sobre la utilización del presupuesto y su aprobación.  En otras palabras, el gobernador y los legisladores serán sus empleados y no funcionarios electos por el pueblo para administrar el dinero público.  Estados Unidos, país que tanto gusta de andar por el mundo dando recetas de democracia, en su colonia se salta las reglas con el fin de garantizar que los bonistas reciban su pago, aunque la calidad de vida del pueblo empeore cada día más.

En cuanto a la aprobación del presupuesto, el pequeño club de los ricos que llaman Junta de Control Fiscal es quien realmente decide, no los funcionarios electos por el pueblo.   El gobernador de Puerto Rico, sea quien sea, primero tendrá que presentar a la Junta sus planes presupuestarios y si ésta lo aprueba, entonces se somete a las cámaras legislativas.  La Junta, además, fiscalizará que el presupuesto aprobado cumpla con sus órdenes, de lo contrario el gobernador tendrá un plazo de quince días para obedecer las órdenes imperiales.  Una vez la Legislatura trabaje con el presupuesto que le presente el gobernador (el cual a su vez debe seguir las directrices de la Junta), ésta debe, con un mes de antelación presentar el presupuesto que será sometido a aprobación a la Junta de Control Fiscal para, en arroz y habichuelas, pedirle permiso para convertirlo en ley.  La cosa no queda ahí, la Junta de Control Fiscal tendrá poder para prohibir transacciones que excedan los $100,000 e imponer recortes.

Por supuesto, la Junta Federal de Control Fiscal no viene a velar por el buen uso del dinero del pueblo.  Su verdadera y única tarea es velar por los intereses económicos de la banca, los fondos buitre, los bonistas y las grandes corporaciones extranjeras.  Para lograr su fin, la Junta Federal de Control fiscal no posee una varita mágica, para lograrlo será necesario aplastar aún más a la clase trabajadora y a los pobres que somos la absoluta mayoría y quienes movemos el País, entiéndase despidos, recortes en educación, salud, más impuestos, recortes de derechos a la clase obrera, encarecimiento de los productos, en fin, una penosa lista que solo toca a la clase trabajadora y a los pobres.

Lo anterior es prueba, no solo de que vivimos bajo un sistema colonial sino que también vivimos bajo una dictadura del capital.  Aquí se hace lo que el imperio y los ricos digan.  Si alguien creyó que el ELA había acabado con que nos mandaran desde afuera, aquí tiene otra bofetada a ver si despierta.  La Junta Federal de Control Fiscal del siglo XXI no tiene nada que envidiarle a aquellos días en que el presidente de EEUU nombraba a los gobernadores de Puerto Rico.  El circo electoral de noviembre de 2016 cumplirá  con su cometido, por un lado legitimar el gobierno de los ricos y de la colonia con una falsa democracia, y continuar desmovilizando al pueblo por el otro.  En este momento histórico una manera de poner en entredicho  el sistema es deslegitimarlo.  La participación en la trampita de las elecciones coloniales (como las llamaba Albizu), es seguir bailando al son de las cadenas.  Por supuesto, el boicot a ese andamiaje colonial de las elecciones debe estar acompañado de la acción en la calle.

Carta abierta a Pedro Muñiz: Sobre el independentismo y su machismo

lknjklnio

Imagen de Noticel.

Caucus de Mujeres  (tomado de http://www.banderaroja.org)

Movimiento Socialista de Trabajadores y Trabajadoras

Durante el día de ayer, martes 22 de marzo de 2016, diversas organizaciones independentistas, socialistas y/o políticas nos dimos cita frente a la Corte Federal para llevar un mensaje contundente sobre nuestra oposición a la Junta de Control Fiscal. Las razones sobran y eso quedó demostrado en cada uno de los mensajes. Lo que también quedó demostrado es que al independentismo político, igual que al resto del País le falta camino por recorrer para comprender y practicar la equidad de género.

Las compañeras Loderay Bracero y Coraly León, portavoces del movimiento estudiantil de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras ofrecieron un poderoso mensaje, con todos los elementos y cualidades que caracterizan a las personas líderes y luchadoras. Sin embargo eso no fue suficiente para que de manera pasivo agresiva se les cuestionara que eran dos mujeres quienes estaban allí paradas a nombre del estudiantado de la UPR-RP. Denunciamos y nos referimos específicamente a los desafortunados comentarios realizados por el moderador de la actividad, el Sr. Pedro Muñiz. Tras felicitarlas por su mensaje, al Sr. Muñiz le pareció extremadamente necesario recalcar que eran dos mujeres jóvenes puertorriqueñas, haciendo énfasis en que lo decía porque no había hombres e indicando que no se estaba refiriendo a asuntos de género. Con no bastar, el Sr. Muñiz gritó, a modo de consigna; “¡Arriba las mujeres y arriba los hombres. Vamos a olvidarnos de las diferencias!” Aclaramos que es importante reconocer la presencia de mujeres líderes pero precisamente porque es un asunto de género la necesidad de que más mujeres hablen públicamente y asuman ser portavoces en distintos espacios.12592585_1721797094731316_1224574420087102481_n

Ante esas expresiones, le explicamos al Sr. Muñiz y a cualquiera que simpatice con sus palabras, que lo menos que podemos hacer es olvidarnos de las diferencias. Recalcamos que somos diferentes y que vivimos en un mundo desigual. Como mujeres luchamos por crear espacios de equidad. Como mujeres activas en los espacios de lucha denunciamos constantemente el machismo dentro de la izquierda, las limitaciones a las que nos enfrentamos para realizar nuestro trabajo político y el “mansplaining” constante de nuestros compañeros varones. El concepto de mansplaining es una mezcla de diversas conductas que tienen como elemento común el menosprecio de quien está escuchando por la única razón de que quien está hablando es una mujer. Por lo general son hombres quienes asumen esta conducta porque le suponen una capacidad inferior a las mujeres sobre los hombres. Se observa cuando hombres tienen la necesidad de parafrasear o responder a los comentarios u opiniones de una mujer, con el fin de explicarle algo o corregirle lo que ya ha dicho.

También se observa el mansplaining cuando los hombres monopolizan conversaciones y debates con el propósito de jactarse y/o aparentar ser más cultos que las mujeres que los escuchan. Llevamos décadas luchando el machismo al interior y exterior de nuestras organizaciones, por lo que no vamos a permitir que este tipo de comentarios pase desapercibido.

Para que en el día de ayer fueran dos mujeres las portavoces del movimiento estudiantil hubo cientos de luchas, discusiones y debates, incluso antes de que las compañeras entraran a la universidad. Son los lazos que las mujeres luchadoras van tejiendo para que las sucesoras continúen el camino. Durante el día de ayer esa fue la única portavocía en la que Muñiz sintió la necesidad de puntualizar. No se cuestiona si son hombres los que hablan, a esos estamos acostumbrados. Sin embargo, que dos mujeres hablen a nombre de un colectivo les crea ansiedad e inseguridad a muchos consabidos militantes hombres. Hace unos días el mismo Pedro Muñiz, fue reconocido por muchos y muchas tras denunciar a viva voz la situación de Oscar López Rivera frente a la visita del Rey de España. Hoy, tras sus desafortunadas expresiones hacia la participación de Bracero y León, ha reinado el silencio, pero hemos tenido que presenciar como se minimiza lo que abiertamente expresó. El patriarcado funciona así; está presente en todos los espacios en los que nos desenvolvemos. Para las mujeres nunca se trata de un asunto de igualdad, pues no luchamos en igualdad de condiciones.

Ante esto, le exigimos al Sr. Pedro Muñiz que haga una disculpa pública por sus expresiones. Le invitamos a que se familiarice con el tema de la equidad de género y por qué es trascendental para nuestras luchas independentistas y socialistas. Que comprenda que las mujeres en los espacios de lucha no necesitamos que nuestros compañeros nos traten desde el paternalismo, así como tampoco permitiremos que minimicen nuestras actuaciones y capacidades. La lucha feminista dentro del independentismo y socialismo está presente y es para quedarse. Aquel que no quiera escucharnos debe prepararse para recibir respuestas claras y contundentes. Por eso nos mantenemos firmes en nuestros reclamos. Parafraseando una famosa cita, decimos con el puño en alto que; “El socialismo así como la lucha independentista serán feministas o no serán”.

Complicidad pipiola contra candidaturas independientes

hjgbigbigbipugA mediados de noviembre de 2014, todos los medios de prensa del País publicaron sobre la Reforma Electoral aprobada en la legislatura colonial.  Un vistazo a las noticias sobre este asunto pone de manifiesto que los partidos políticos y la prensa dieron mayor importancia a algunos puntos de la Reforma e ignoraron otros.  Entre estos puntos destaca el cambio de fecha en las primarias al mes de mayo del año electoral provocando el acortamiento del proceso, los cambios en la asignación de fondos públicos para financiar partidos políticos y la campaña de sus candidatos a la gobernación y, además, una breve mención de la reducción en la cantidad de endosos requeridos a los aspirantes partidistas en las primarias.  ¿Por qué les hablo de la Reforma Electoral aprobada en 2014?  Es simple, el tema cobró notoriedad a finales de enero e inicios de febrero de este año electoral 2016 debido al justo reclamo que el doctor Vargas Vidot ha levantado sobre la injusticia y desigualdad de la Comisión Estatal de Elecciones a la hora de tratar con candidatos de su club de partidos políticos frente a las candidaturas independientes.

La Reforma Electoral fue aprobada en la legislatura dominada por el Partido Popular y con el voto a favor de la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño, María de Lourdes Santiago.  Lo que no se discutió o reportó en la prensa nacional fue la estocada que el trío rojo, azul y verde dieron a los partidos emergentes a la hora de asignar fondos públicos pero, sobre todo, la doble vara en los requisitos a aspirantes de las maquinarias partidistas frente a quienes intentan presentar sus candidaturas de manera independiente.  En este artículo no pretendo hablar de las cualidades del doctor Vargas Vidot que lo convierten en el candidato más sobresaliente y probado para entrar a la Legislatura como Senador por acumulación.  La trayectoria de servicio público a los sectores más marginados del País, el conocimiento que le ha dado su acción en las calles y su trayectoria hablan por sí solas.  Solo pretendemos exponer lo que muchos han venido denunciando por varios años, la CEE es un club privado de los comisionados electorales del PPD, PNP y del PIP.  Todos sabemos que en una colonia no hay democracia pero, además, la falsa democracia es en realidad una partidocracia vergonzosa.

Uno de los puntos que reportó la Prensa fue que la cantidad de endosos necesarios para cualquier persona que deseara aspirar a un puesto de alcalde, representante o senador por distrito y representante o senador por acumulación, se redujo de 4,000 a 3,000.  Por otro lado, los que aspiren a la gobernación deben presentar 8,000 endosos en vez de los 10,000 que la Ley Electoral les exigía.  Pero lo que hay que resaltar es que esto sólo aplica a los aspirantes en primarias de los partidos políticos.  Todo ciudadano que desee aspirar de manera independiente se le hace requerimientos muy diferentes a los que se les hacen a los bendecidos por la partidocracia.  Sobre esto ningún medio de prensa abundó, pero las denuncias de Vargas Vidot lograron informar al pueblo sobre tal injusticia.  Por ejemplo, mientras el PNP acepta y presenta candidatos acusados de pedofilia y la Reforma Electoral le exige tan solo 3,000 firmas para poder correr en primarias y luego presentarse en las Elecciones Generales, a Vargas Vidot la deforma le exige presentar más de 55,000 firmas.

Ese número mágico de 55,000, diseñado para sacar del panorama a los candidatos independientes a Cámara y Senado se vuelve más especial e injusto cuando es, aproximadamente, lo que se le exige el PIP y se le exigió al Partido del Pueblo Trabajador (PPT) para inscribirse.  En resumen, a Vargas Vidot le cortan las aspiraciones exigiéndole más de 55,000 firmas, mientras que a la franquicia pipiola y al PePiTo se les exige lo mismo por inscribir partidos a nivel nacional que, además tendrán acceso a millones de dólares de fondos públicos a través del fondo electoral y del fondo de campaña y cientos de puestos de trabajo en la CEE.

Ante las denuncias de Vargas Vidot, el pueblo se ha hecho eco y ha entendido lo justo de sus denuncias.  ¿Qué está haciendo el PIP? El PIP se ha quedado calladito por dos razones.  Primero, al reino de Rubén Berríos no le conviene que un candidato de la talla de Vargas Vidot aspire al Senado por Acumulación ya que es una amenaza real a las aspiraciones de Juan Dalmau a la misma posición.  Demás está decir que Vargas Vidot supera por mucho a Dalmau quien se ha distinguido en los pasados años por aspirar a diferentes puestos en las elecciones y luego regresar a su bien remunerado puesto como Comisionado Electoral del PIP en la CEE donde también gozaba de auto pagado por el pueblo y hasta de un empleado que utiliza como su chofer personal.  En segundo lugar, al PIP no le ha quedado más remedio que desligarse en lo posible de este asunto ya que no puede hablar mal de Vargas Vidot, le quedaría demasiado feo.  Este es un asunto al que el PIP huye en momentos en que la candidatura de María de Lourdes a la gobernación está pasando sin pena ni gloria y su dupleta a Cámara y Senado es una de las más flojas en décadas.

Finalmente, si la partidocracia no permite que el nombre del doctor Vargas Vidot aparezca en la papeleta como candidato independiente, el pueblo puede todavía votar por él por nominación directa o write in.  Esta posibilidad dificulta las posibilidades de llevarlo al Senado, pero el pueblo podría aún así abofetear la partidocracia y hacer historia.  Sin embargo, queda la interrogante de quién va a velar los miles de votos que recibirá Vargas Vidot.  El precedente del robo de miles de votos a Neftalí García en 1996 en las propias mesas de escrutinio de la CEE hace desconfiar de los cabros azules, verdes y rojos velando las lechugas.  Al PIP, como a los otros partidos, se le ve la costura.

Tamerlán

hjkguigiouEl nombre de Tamerlán evoca a los grandes conquistadores de tierras y pueblos de la historia, pero también nos recuerda destrucción y grandes matanzas.  Su nombre original fue Timur-i Lenk; timur significa hierro y la segunda parte significa “el cojo” (en árabe ﺘﻳﻣﻮﺮﻠﻧﻚ y en persa <span “font-family:=”” “arial”,sans-serif”=””>ﺘﻳﻣﻮﺮﻠﻧﮓ). Se dice que adquirió este apodo debido a que fue herido en una pierna por una flecha causándole dificultad de desplazamiento a menos que estuviera sobre su caballo.  Aunque algunas fuentes lo consideran un mongol, otras nos dicen que Tamerlán nació en el año 1336 en el clan de los barlas.  Este clan era de origen turco o turcomongol y pertenecía a la élite militar del Kanato de Yagatai que en ese momento dominaba la región.  Su lugar de nacimiento fue Kesh, al sur de Samarcanda, en el actual Uzbekistán.

Tamerlán creció en medio de dos culturas ya que aunque provenía de pueblos aún no musulmanes mayoritariamente, se desarrolló en una cultura islámica.  En Tamerlán aparecen contradicciones notables.  Las fuentes nos indican que fue un hombre de considerable cultura, inteligente, con gran destreza como comandante y apasionado por la discusión de filosofía islámica.  Sin embargo, era analfabeta y se le describe como arbitrariamente cruel y sádico,  lo que indica que no se aplicaba el pensamiento del Islam.  Durante sus correrías por el continente asiático, sus hombres llegaron a formar estructuras piramidales con los cráneos de las miles de personas masacradas.  Este fenómeno no era nuevo ni mucho menos desapareció.  Baste recordar las conquistas de los asirios de la antigüedad o las bombas nucleares lanzadas por el ejército de Estados Unidos hace unas décadas para ilustrar el punto anterior.

Pero, ¿qué tierras conquistó Tamerlán?  ¿Quiénes gobernaban esas extensas regiones del mundo islámico?  Con la muerte del profeta Muhammad (la paz sea sobre él), los árabes musulmanes comenzaron la expansión del naciente imperio en todas direcciones, cambiando para siempre la historia de la humanidad y creando realmente una nueva era.  Desde inicios del siglo 8, la política del califato omeya era conquistar todos los territorios que hubieran pertenecido al Imperio Sasánida lo que llevó a los ejércitos árabes a unos territorios desconocidos y difíciles.  Allí encontraron enormes montañas, valles escarpados y desiertos montañosos de las regiones que hoy pertenecen a Irán, Afganistán, Pakistán y las partes más orientales de las ex repúblicas soviéticas en el centro de Asia.

Aparte de esa difícil realidad geográfica, los árabes encontraron una serie de pueblos belicosos que practicaban diversas religiones: zoroastrianos, budistas, hindúes y una serie de creencias religiosas agrupadas bajo el nombre de paganos.  Aunque ofrecieron una fuerte resistencia, los zoroastrianos fueron de los primeros en aceptar la nueva dominación islámica.  Entre 712 y 713 los omeyas llegaron a la región de Sind (en el extremo sudoriental de Pakistán) y llegaron hasta el río Indo donde crearon las provincias de Mansura y Multan.  Aunque el gobierno estaba en manos de los musulmanes, el Islam fue penetrando poco a poco.  Al parecer la población budista cooperaba con los nuevos gobernantes y fue siendo absorbida, situación que se repetía en Afganistán.  Varios siglos más tarde, para el siglo 11, el viajero al-Biduni no encontró rastros de budismo en Sind.

jjhoftydfrtyffyuf

Tierras conquistadas por Tamerlán. 

Tamerlán

Tamerlán

Ambas provincias, Multan y Mansura, se mantuvieron en relativa tranquilidad, incluyendo sus relaciones con la población de religión hinduista.  En Afganistán, tras un largo periodo de conflictos, la población fue abrazando mayoritariamente el Islam, aunque este proceso está pobremente documentado.  No obstante, el budismo tuvo influencias sobre el Islam de aquellas regiones, influencias que luego se extendieron hacia el oeste.  Por ejemplo, diversos aspectos del misticismo del budismo impactaron el fenómeno del misticismo islámico, principalmente el sufismo.  Además, los monasterios fortificados y los monjes guerreros de la tradición budista se tradujeron en la ribat del mundo musulmán.

Durante las primeras décadas del segundo milenio d.C. nace la dinastía gaznaví que dominó partes del oriente del mundo islámico.  Los gaznavíes fueron derrocados por una nueva dinastía, los guríes provenientes del actual Afganistán.  El último soberano gurí sería derrocado en 1215 por Jalal ad-Din, pero éste último a su vez fue conquistado por una fuerza que asoló el mundo islámico oriental: los mongoles.  En el siglo 13 los mongoles conquistaron la mitad oriental del mundo musulmán, estos practicaban varias religiones como el budismo y el cristianismo, pero se cree que la mayoría eran paganos.  Hülegü fundó en la zona del actual Irán la dinastía de los ilkanes quienes adoptaron oficialmente el Islam a partir del gobierno de Gazán.  Hubo otros kanatos mongoles que dominaron tierras islámicas, por ejemplo, el Kanato de Yagatai y la Horda Azul.  Este último, más adelante conocida como la Horda Dorada, fue el primer estado mongol en adoptar oficialmente el Islam.

Esta era la realidad del oriente del mundo islámico cuando Tamerlán nació en 1336.  Fue una época de fragmentación política y cambios en lo que había sido el imperio mongol.  Los ilkanes habían colapsado y su kanato se dividió en 1335.  Esta también fue la época cuando la Peste Negra avanzó por Eurasia.  Tamerlán surge en medio de esta época de decadencia y su principal sueño fue restaurar el brillo y poderío del imperio mongol.  Se casó con la hija menor del gobernante del área de Samarcanda y falsamente reclamaba ser descendiente de Gengis Kan.  Para 1369, Tamerlán ya controlaba gran parte del Asia central y el siguiente año se declaró emir independiente y eligió a Samarcanda como su capital.

En la década de 1380 invadió y devastó el este de Irán y gran parte de Afganistán.  La última década del siglo 14 atestiguó grandes conquistas realizadas por Tamerlán y su ejército.  En 1393 invade Bagdad, más tarde destruyó las ciudades de la Horda Dorada, Moscú y toras ciudades rusas.  Entre 1398 y 1399 invadió la India y destruyó el sultanato de Delhi.  Entre 1400 y 1401 llegó a Siria y acabó con los mamelucos en esta zona.  En 1402, derrotó a los turcos otomanos en la Batalla de Ankara y tomó prisionero al sultán Bayezid, el cual murió siendo prisionero de Tamerlán.  En 1404, Tamerlán se encontraba planificando la invasión de la China de la dinastía Ming.  No obstante, el 19 de enero de 1405 la muerte le sorprendió en Otrar (actual Kazakstán) impidiéndole consumar sus planes.

El estado creado por Tamerlán fue débil y no arraigó en las zonas conquistadas.  En más de una ocasión tuvo que reconquistar provincias.  Es necesario tener claro que, aparte de la limpieza étnica y las grandes matanzas realizadas por Tamerlán y sus hombres, también reconstruyó ciudades destruidas, impuso la seguridad en la Ruta de la Seda, propiciando el intercambio comercial y cultural y, fue una época donde florecieron las artes, la arquitectura, la literatura y los descubrimientos científicos, principalmente en la capital, Samarcanda.  Shah Ruj, hijo de Tamerlán, fue el continuador de la dinastía timúrida la cual perduró hasta finales del siglo 15.  Los dominios de Tamerlán abarcaron un área de ocho millones de kilómetros cuadrados, similar al tamaño de Brasil.

Fuentes:

La indignación de los indignos

img_5981

Foto tomada de elnuevodia.com.

Puerto Rico es uno de esos países que se distingue por levantar monumentos, estatuas y bustos a todo tipo de asesinos, genocidas, corruptos y gente que niega la Patria.  Desde pequeñas estatuas, escuelas y avenidas dedicadas a criminales como Juan Ponce de León, pasando por enormes adefesios como el que se levanta a Cristóbal Colón, hasta llegar a todo un paseo lleno de estatuas dedicadas a presidentes de un país extranjero en el Viejo San Juan.  Todas y cada una nos remachan en la cara el indigno colonialismo al que por siglos hemos estado sometidos.  Pero nada de esto ha sido noticia, lo que sí fue noticia fue el acto de protesta que en contra de lo que estas figuras representan en la historia de Puerto Rico realizaron tres jóvenes el martes, 12 de enero en horas de la madrugada.  La noticia fue bastante comentada, aunque la realidad es que a muy pocas personas les importó algo.

No obstante, no faltaron esos indignados  e indignadas  que en la era de las redes sociales dejan ver su selectividad para indignarse.  Hace poco fuimos testigos de la hipocresía de las masas durante los atentados terroristas en París.  Fueron miles los que colocaron la bandera francesa en sus fotos de perfil e hicieron gala de su total ignorancia sobre el Islam, el Corán y los musulmanes.  Esos miles son los que a diario miran para el lado cuando el régimen de Israel masacra a los palestinos, cuando los grupos terroristas como el Frente An Nusra y el Estado Islámico, mejor conocido como ISIS, criaturas de Estados Unidos y sus lacayos en Oriente Medio, atacan Siria e Irak o cuando en algún lugar de África el grupo Boko Haram asesinas a cientos de personas.  Para estos indignados selectivos las vidas europeas (blancas y finas) valen más que las vidas de los árabes, o tal vez piensen que no valen nada.

Con el caso de las estatuas levantadas a presidentes estadounidenses, aunque en menor cantidad, no fue muy diferente.  No faltaron los comentarios de quienes vieron el acto como el peor de los vandalismos, peor siendo zona turística a donde llegan cientos de turistas estadounidenses.  Otros mencionaron que a los “vándalos” les gusta el “billete americano”, que no renuncian a las becas Pell o argumentaron sobre el costo de las estatuas.  Primeramente hay que establecer que levantar estatuas a los presidentes del país que nos invade por más de un siglo y que nos ha mantenido sometidos al indigno estatus colonial, no es menos que una falta de respeto a la dignidad de todo un pueblo.

Los que se indignan por una pintura regada sobre el rostro de las estatuas de una pandilla de asesinos que gobernaron a Estados Unidos y sin consentimiento a Puerto Rico no son capaces de indignarse o, al menos sentir vergüenza, por vivir en una colonia, por vivir en un país donde mandan desde afuera.  No son capaces de indignarse cuando una empresa como Wal-Mart tiene más poder que el gobierno colonial, no se indignan cuando los políticos rojos y azules roban descaradamente el dinero del pueblo o cuando lo botan levantando estatuas frente a su palacio de mármol que llaman Capitolio. Vandalismo es utilizar casi un millón de dólares para estatuas en un país quebrado.

Los que llamaron vandalismo a lo sucedido en San Juan jamás hubieran llamado vandalismo a lo que por décadas hizo la Marina de Guerra de Estados Unidos en Culebra y en Vieques.  Ellos no llaman vandalismo a la contaminación que dejó ese país en ambas islas, tampoco llaman vandalismo a los experimentos y la manipulación de los alimentos llevada a cabo por empresas como Monsanto que tiene licencia para envenenar y para matar.

Los monumentos se levantan a quienes afirman la Patria no a quienes la venden.  Qué día glorioso será ese en el que frente a nuestro Capitolio estén las estatuas de los patriotas, de aquellas mujeres y hombres que nos dieron Patria.  Ese día podremos ir con orgullo a admirar a puertorriqueños y puertorriqueñas de la estatura moral y heroísmo como doña Lolita Lebrón, Pedro Albizu Campos, Ramón Emeterio Betances, Agüeybana el Bravo, Gilberto Concepción de Gracia, Juan Mari Bras, Blanca Canales y muchos otros.  Mientras eso no ocurra seguiremos presenciando la indignación de los indignos.

PIP: crisis de confianza

El año 1973 fue convulso en el Partido Independentista Puertorriqueño, una crisis en el alto liderato del Partido provocó un debate público que merece ser estudiado.  Dos cosas han cambiado en el PIP en las pasadas cuatro décadas: primero, la ausencia de una democracia interna se ha profundizado; segundo, contrario a los años setenta, cuando al menos podía existir el debate, el PIP de hoy es una club donde al parecer todos piensan igual o al menos nadie se atreve a desviarse de la línea de Rubén y sus portavoces subordinados.  Solo una cosa no ha variado, el Partido continúa con el mismo presidente desde hace más de cuarenta años.  A continuación, reproducimos una columna de Noel Colón Martínez, publicada el 1ro de julio de 1973 en la desaparecida revista Avance.

PIP: crisis de confianza

Los problemas del PIP ya no se resuelven escogiendo el reglamento preparado por A o el reglamento preparado por B.  En el partido la crisis ya trascendió el plano de las estructuras y los cargos y las funciones de los hombres dentro de la organización y se ha convertido en un profundo problema de confianza.  No podemos olvidar que el ingrediente esencial en el desarrollo de la solidaridad interna de un partido es ese elemento básico que se llama confianza. Ese ingrediente se ha perdido en el PIP; si se ha perdido, entonces todo el debate ideológico carece de sentido porque al final de cuentas las que privarán no serán las ideas sino el éxito que se pueda tener en arrinconar y paralizar la actividad política del “COMPAÑERO”.

Mi percepción del PIP es que la crisis de confianza es tal y las reservas mentales sobre la actuación política son tantas que todo el mundo está velando a todo el mundo.  Los primeros en menospreciar las actuaciones del liderato son los propios miembros del liderato que ocupan posiciones relevantes.  Cunde y persiste el cuchicheo, el comentario subterráneo y el parloteo difamatorio que impide la comunicación real.  Eso no lo arregla ningún reglamento porque va a la entraña misma de las relaciones humanas.  Va a la raíz de lo que un ser humano está dispuesto a conversar con otro ser humano en plan de recibir un consejo, una orientación o un análisis que ayude a pensar y evaluar y a resolver para bien de todos una situación.

Recuerdo que en el Colegio de Derecho se daban muchos exámenes llamados objetivos por los maestros y de sí y no por los estudiantes.  Es clásico el cuento real del estudiante que cuando el compañero del lado le preguntaba clandestinamente en un examen si la contestación a la pregunta tal era sí o no, contestaba siempre que sí cuando era no o viceversa.  Él sacaba buenas notas y el compañero se hundía.  Aquella situación tampoco corregía ni con la prédica de que la norma ética obliga a decir la verdad ni la otra norma ética de que usted no debe copiarse en los exámenes.

A mi me preocupa mucho a los extremos a que se llevan a veces los conceptos y las teorías en la ordinaria relación entre los seres humanos.  Me preocupa hasta qué punto se quiere depender de normas escritas y de leyes y de reglamentos cuando el espíritu y la voluntad andan por otras veredas exhibiendo debilidad y pasión, rencor, inmadurez, arrogancia.  Es un esfuerzo titánico por poner en blanco y negro lo que nos gustaría que fuera la organización a sabiendas de que el consciente y el subconsciente de los hombres que tienen que obrar de acuerdo con esas normas están tan influidas por las ideas que prevalecen en nuestro medio que al final el escrito queda como una mera aspiración o una mera justificación frente a la repudiable conducta diaria.  Es como ir de día a día percibiendo cuán difícil es reeducarnos  en medio de una sociedad que desde que nacemos hace todo esfuerzo por deseducarnos.

Pongo, para el éxito de gestiones colectivas, la solidaridad por delante.  Pero esa solidaridad no se logran repitiendo como papagayo las teorías del marxista A o del liberal B o del conservador C.  Usted tiene que tener la capacidad de confiar en otros y tiene que existir la posibilidad de que puedan confiar en usted.  Si usted permite con sus acciones y con sus actitudes que se desconfíe de usted, entonces no valen constituciones ni reglamentos que paren esa desconfianza.  Usted tiene que reeducarse o a usted lo tienen que reeducaren los valores perdurables del servicio, de la confianza personal, de la grandeza del otro ser humano que está al lado suyo en cualquier momento y al cual usted suele llamar “COMPAÑERO”.

De otra parte, si no existe confianza entre los miembros de una organización política, qué confianza se va a reclamar de ese mundo ancho y ajeno que tenemos el deber de traer a la lucha por la justicia y la libertad, por la independencia y el socialismo.

Son momentos difíciles los que vive el independentismo puertorriqueño.  Estamos en medio de una verdadera crisis de liderato cuanto más productiva podría ser la lucha en término de ideas.

Creo que el tono mesurado, la conciencia del problema, el propósito de unidad, la más amplia discusión ideológica, la conducta personal y política que fomente confianza y seguridad en vez de arrogancia y suficiencia están haciéndose indispensables en este momento.  Es momento de crisis severa de hombres, no de ideas.  Si es necesario tenemos que desplazarnos algunos hombres para dar oportunidad a la clarificación de las ideas.  Se está haciendo intolerable esta situación de personas queriendo auparse por sobre la lucha y las ideas que deben seguir esa lucha.